Piel sensible: qué es y cómo cuidarla

¿Sabes si tienes la piel sensible?

Independientemente de cuál sea tu tipo de piel, hay algunos factores que pueden favorecer una sensibilidad excesiva, dando lugar a la piel sensible. 

Qué es la piel sensible

Una piel sensible es la que se irrita muy rápidamente frente a estímulos que en otras pieles no provocarían ningún efecto.

La piel sensible suele ser piel seca, pero también puede darse en personas con la piel normal o grasa y a cualquier edad; suele afectar más a mujeres que a hombres.

La irritación puede manifestarse de diferentes maneras:

  • Cosquilleo
  • Quemazón
  • Hormigueo
  • Picor
  • Enrojecimiento

Para evitar estas molestias y que la sensibilidad derive en una piel alérgica (que no se alivia con tratamientos hidratantes habituales), es fundamental extremar el cuidado preventivo.

Que tipos de piel sensible existen

La piel sensible se produce principalmente por un debilitamiento de la función de barrera de la epidermis, que provoca que la piel se deshidrate y esté más débil.

Podemos hablar de:

  • La piel sensible natural: se trata de una piel fina y blanca. Suele tener tendencia a ser seca, por lo que cuando se irrita, se enrojece rápidamente y presenta desescamaciones.
  • La piel sensible reactiva: reacciona a factores externos como el frío, el sol, el viento, productos de higiene… Por ejemplo, si te depilas y te salen granitos inmediatamente y te pica durante un tiempo.
  • La piel ocasionalmente sensible: la piel se irrita en situaciones muy concretas, como una dermatitis, un eccema o un brote de acné.

En todo caso, si tu piel es especialmente sensible, lo mejor es que consultes con tu dermatólogo para determinar que está dañando exactamente tu piel.

Cómo aliviar las molestias de una piel sensible

El mejor tratamiento es la prevención, es decir, evitar exponerse a esos factores que provocan la agresión de la piel: 

  • La exposición al frío o al sol.
  • Los tratamientos o cuidados cosméticos agresivos con tu piel (peelings, exfoliaciones...)
  • Cremas muy fuertes, con perfumes o conservantes.
  • Etc.

Además de eso, es fundamental que hidrates tu piel y la mantengas protegida. 

Para esto te recomendamos que pruebes nuestra línea cosmética, Psorihealth. Todos nuestros productos están formulados a base de plantas, y no incluyen antibióticos ni corticoides.

En caso de piel sensible, nuestra crema Psorihealt aliviará todos los desagradables síntomas ayudándote a recuperar tu bienestar.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados