Por qué te salen eccemas por estrés y cómo aliviarlos

¿Tus hijos se llenan de erupciones en época de exámenes?

¿Cuándo descansas poco y mal, tu piel se llena de ronchas rojas que pican mucho?

En cualquiera de los dos casos, podemos estar hablando de eccemas provocados por estrés.

Te lo explicamos con detalle.

¿Qué es un eccema?

La definición oficial de eccema (o eczema) es la siguiente: enfermedad de la piel que causa manchas rojas, descamaciones y picor en cualquier parte del cuerpo.

Causas de aparición de un eccema

Al igual que otras enfermedades cutáneas (como la psoriasis) no se conocen las causas exactas que provocan su aparición, aunque se admite que la predisposición genética influye bastante.

Además de eso, podemos contarte factores que se ha comprobado que “ayudan” a los eccemas a manifestarse:

  • Una reacción alérgica a una sustancia, un tejido, un alimento...
  • Soportar cambios de humedad o temperatura.
  • Sufrir una infección por hongos,.
  • La fatiga y el estado emocional.

Como ves, las tres primeras están provocadas por algo “externo”, pero en el último punto hablamos de un componente emocional…

Entonces, ¿el estrés puede provocar eccemas?

Es un hecho que el estrés afecta a la salud de maneras muy diversas, y la piel es un gran escaparate para este tipo de manifestaciones.

Aunque no se hay una causa definida concretamente, existe una relación entre el sistema nervioso y la piel.

Una persona estresada puede sufrir:

  • Caída del cabello.
  • Urticaria.
  • Dermatitis.
  • Acné.
  • Rosácea.
  • Psoriasis.
  • Y, por supuesto, eccemas.

Las zonas generalmente más afectadas por los eccemas son la cara, las manos y la zona genital, aunque pueden aflorar en cualquier zona del cuerpo.

¿Cómo aliviar los eccemas producidos por estrés?

La prevención es una de las herramientas principales para evitar la aparición de eccemas, pero no siempre es posible evitar las situaciones de nerviosismo.

Lo que sí puedes hacer es:

  • Mantener una alimentación sana y equilibrada.
  • Evitar rascar las zonas con eccema.
  • Tratar de no sudar en exceso (sobre todo en horas de sueño).
  • Tomar baños cortos para que la piel no se reseque.
  • Además es fundamental hidratar correctamente la piel.

Intenta tratar tus eccemas con cremas naturales que no contengan corticoides ni antibióticos (que deben ser prescritos por especialistas en los casos más graves).

Nuestra crema Psorihealth está formulada a base de plantas. Sus extractos naturales alivian y combaten el picor y las rojeces que provocan los eccemas.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados