Qué es la psoriasis y cómo mejorar sus síntomas

La psoriasis es una enfermedad de la que no se conocen las causas exactas pero que parece ser provocada por el propio sistema inmunitario de la persona. Lo habitual es que este sistema nos proteja de infecciones y enfermedades, pero en este caso el sistema inmune ataca las células del propio organismo.

¿Y sabes qué ocurre? Que las células de la última capa de la piel, los queratinocitos, crecen mucho más rápido, en unos 3 o 4 días en lugar de los 28 días en personas sin esta enfermedad. Esto es lo que provoca las placas de la psoriasis.

Las causas de esta afectación de la piel

Parece ser que tiene un componente genético e importantes factores ambientales. Lo que se hereda es la propensión a padecerla, pero solamente si se dan factores ambientales. 

Lo que desencadena los brotes

Se han detectado 4 factores:

1. El estrés frecuente que produzca la aparición de brotes. 

2. Traumatismos sobre la piel como golpes. Se conoce como fenómeno de Koebner y suele aparecer en uno de cada cuatro pacientes. 

3. Infecciones por virus o bacterias pueden empeorar mucho las propias lesiones de la piel.

4. Por medicamentos. Debes avisar al médico ante la toma de cualquier medicamento para evitar que afecten a tu piel. 

5. El clima puede afectar por los cambios de temperatura.

Tomar alcohol, fumar o la obesidad también se relacionan con sufrir brotes de psoriasis. 

Los síntomas de la psoriasis

El síntoma principal son las placas rojas cubiertas de escamas blanquecinas de diferente grosor. Se producen, como dijimos, por crecimiento de los queratinocitos que se van acumulando de la piel. Las placas pueden ser pequeñas o cubrir todo el cuerpo. 

Producen bastante picor y, en ocasiones, dolor. Y aparecen en codos, rodillas, antebrazos, zona baja en la espalda, palmas de las manos y las plantas de los pies, e incluso en la cara y cuero cabelludo. En algunas personas también les aparecen en genitales y dentro de la boca. 

Tratamientos de la psoriasis

Lo habitual es que sea recurrente y reaparezcan los brotes. Los tratamientos se enfocan a mejorar el estado de los síntomas. 

1. El tratamiento tópico se aplica directamente sobre la piel para reducir la inflamación, eliminar los picores o reducir la actividad del sistema inmune en la piel. Suelen usarse corticoides, pero existen cremas naturales y que se basan en extractos de plantas para cuidar la piel. 

2. La fototerapia a través de la radiación ultravioleta, tanto por el sol como artificial. 

3. Tratamiento con medicamentos es más bien para casos muy graves. Se dan inmunosupresores o retinoides. 

Por este motivo, la crema Psorihealth es muy recomendable para cuidar tu piel. Es 100 % natural formulada a base de extractos de plantas. ¡Te ayudará a eliminar la sensación de picor, descamación y las rojeces de la piel!

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados